Search

30 de julio de 2020

Un enfoque holístico para la calidad del aire interior

An empty library with natural light shining through tall windows

Las personas desean confiar en el aire que respiran: ya sea exterior o interior. Más que nunca, cuando las personas regresan a los espacios en los que trabajan, aprenden, juegan y compran, el papel del aire acondicionado y la ventilación en contribuir a entornos interiores más saludables esta en el punto de mira.  Al mismo tiempo, los propietarios de edificios intentan determinar cómo volver a abrir de una manera rentable y sustentable.

La ciencia de la calidad de aire interior

En lo que respecta a la calidad del aire, su madre tenía razón, el aire fresco es lo mejor. Pero tomando en cuenta que las personas pasan bastante tiempo en el interior, la pregunta que debe hacerse es ‘¿cómo podemos mejorar el aire interior que respiramos?’

Hay cierta ciencia en la climatización y la calidad de aire, y se requiere un enfoque integral para determinar las soluciones óptimas.

“Hemos estado en el negocio de mejorar la calidad del aire durante años, y comprendemos bien la ciencia”, explica Dave Regnery, presidente y director operativo de Trane Technologies. “Nuestra experiencia reside en soluciones totales para edificios”.

Es importante darse cuenta que no hay una sola solución para todos los entornos. Los edificios deben verse y evaluarse ampliamente, con una serie de sistemas y factores estructurales funcionando juntos para crear el mejor entorno para el espacio. Las estructuras constan de diferentes variables dinámicas, tales como edad, ocupación, uso, ubicación y otros rasgos únicos. Dado que no hay dos que sean exactamente iguales, el abordaje de las soluciones de calidad de aire no puede ser de "una talla para todos". 

Sin embargo, lo fundamental para asegurar la calidad de aire interior limpio está claro: el aire fresco es su amigo. La ventilación es esencial. La filtración desempeña un papel importante.

Si bien puede parecer complejo, existen cuatro factores clave para lograr una calidad de aire interno más saludable, que cuando funcionan juntas, crean un entorno interno óptimo.

  • Diluir (mayores ventilaciones con aire exterior),
  • Evacuar (asegurándose de extraer el aire del espacio),
  • Contener (controlar la humedad) y
  • Limpiar(usar la tecnología de limpieza del aire de manera adecuada, utilizando diferentes opciones de filtración).

Esta animación demuestra en acción los cuatro elementos importantes que consideramos centrales para la administración de la calidad del aire interior.

Antes de abrir las oficinas, los colegios, los restaurantes y los gimnasios, los operadores de edificios deberían considerar una auditoría o evaluación del aire interior con un experto. Como herramienta, las evaluaciones ofrecen beneficios tanto a corto como largo plazo, lo que ayuda a infundir confianza en los ocupantes y gerentes de las instalaciones a la vez que prepara el camino para realizar operaciones de edificios eficientes en los próximos años.

Calidad del aire interior en las escuelas

Tomar un enfoque holístico para optimizar la calidad del aire interior de las escuelas les puede brindar tranquilidad a los maestros, el personal y los padres, y generar confianza para la reapertura. Colaborar con un experto que implementa un enfoque integral para mejorar la calidad del aire interior puede garantizar que se tomen todos los pasos apropiados, a tiempo y dentro del presupuesto.

Lea más sobre los factores importantes a tener en cuenta en el momento de abordar la calidad del aire interior de las escuelas.

Otros puntos a tener en cuenta

La Sociedad Estadounidense de Ingenieros de Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado (ASHRAE®, por sus siglas en inglés), y otros investigadores, han publicado informes con evidencias de que las tecnologías de climatización pueden atenuar el riesgo de aerosoles infecciosos en los entornos construidos; no obstante, la transmisión y la atenuación del COVID-19 en los edificios aún ha sido investigada y comprobada.

Las soluciones especializadas en filtración de aire, como HEPA y otros filtros calificados por MERV pueden ser eficaces para reducir la propagación de patógenos cuando se aplican correctamente, en especial en entornos de hospitales y atención sanitaria donde son necesarios mayores niveles de calidad de aire interior y control de infecciones. Si bien los filtros de alta eficacia desempeñan un papel importante en un gama más amplia de soluciones, no hay una solución o enfoque único que funcione en todas las situaciones.

Una nueva normalidad en la calidad del aire

“Es un mundo diferente para los edificios y para aquellos que los dirigen”, dijo Donny Simmons, presidente de HVAC Comercial Américas de Trane Technologies. “Los operadores de edificios deben planificar para abordar las preocupaciones de los empleados, locatarios y clientes a la vez que equilibran nuevas realidades. Requieren un socio de confianza que comprenda el impacto de la calidad del aire interior, dónde se puedan hacer las inversiones financieras adecuadas, y cómo hacer que los edificios sean más sustentables a largo plazo”.

Noticias relacionadas

Noticias recientes sobre la calidad del aire interior.

El director ejecutivo de Trane habla sobre la reapertura segura de los edificios
El coronavirus pone un nuevo enfoque en el aire acondicionado
Las escuelas de Nueva York están atentas a la calidad del aire

Síganos en nuestras redes sociales

Reciba todas las novedades referidas a oportunidades laborales y a la experiencia cotidiana en Trane Technologies.

  • Facebook logo
  • Twitter logo
  • LinkedIn logo
  • GlassDoor logo
Hombre trabajando con tuberías

Oportunidades laborales

En Trane Technologies, nuestro activo más valioso es nuestra gente. Por eso estamos comprometidos a hacer lo correcto en términos de: diversidad, crecimiento profesional y oportunidades para todos.
imagen aérea de una carretera ondulada a través de un parque urbano

Sustentabilidad

En Trane Technologies, la sustentabilidad es el principio rector esencial para nuestro negocio en cara al siglo XXI y más allá. Averigua lo que eso significa para nosotros y nuestro planeta.