Search

10 de febrero de 2020

‘Vale el esfuerzo’ mantener la sustentabilidad como centro de la estrategia empresarial

aerial image of a road winding through a city park

Por: Randal Newton, vicepresidente, Ingeniería

Sustentabilidad ya no es una palabra de moda sino un componente central de la estrategia comercial de varias empresas. En un mundo con recursos que se agotan y una población que crece cada vez más, que enfrenta los graves efectos del cambio climático y el calentamiento global, las prácticas comerciales sustentables son un elemento decisivo en el crecimiento continuo de una empresa. La sustentabilidad va más allá de la filantropía y toma una visión a largo plazo de problemas ambientales, sociales y gubernamentales, a la vez que concibe las estrategias que mejor sirven a los intereses de la organización.

Una estrategia bien construida de sustentabilidad puede brindar una mayor rentabilidad y mejores resultados. Se ha comprobado que las empresas que han adoptado prácticas sustentables están mucho más adelante que las que aún se sientan  en la valla proverbial y están indecisas.

Unir el pensamiento sustentable con los procesos comerciales y la cultura laboral es el modo más seguro de tener éxito, sin descontar realísticamente que se deben esperar obstáculos en el camino.

La iniciativa de cambio debe permear toda la organización. La sustentabilidad como concepto está en constante evolución, pero sería menos abrumador si los objetivos de sustentabilidad de su empresa se establecen desde los niveles más altos, a nivel corporativo, y descender por toda la organización con las métricas adecuadas para transmitir responsabilidad. Contar con la aprobación y aceptación de los empleados es esencial para que las prácticas de sustentabilidad triunfen. Involucrarlos en sus objetivos de sustentabilidad los incentivará a dar un paso al frente aceptando sus responsabilidades. De hecho, los empleados son un grupo participante clave para sus programas de sustentabilidad. Como dicen, ‘Pequeñas acciones hacen una gran diferencia’.

A medida que se desarrollan y se administran las estrategias de sustentabilidad, es esencial implementar procesos para medir su éxito. Al igual que cualquier otro plan comercial, la medición es esencial para poder determinar el progreso y las áreas de mejora que en última instancia hacen que la empresa sea más sustentable a futuro. Esto también requiere que los negocios se comprometan con sus objetivos y sigan verificando los resultados. Este objetivo de longevidad dependerá cada vez más en la cantidad que las empresas inviertan en tecnologías de Próxima Generación alineadas con sus objetivos de sustentabilidad. Es aparente que el crear productos y servicios sustentables será un diferenciador clave entre el éxito y el fracaso en los años futuros.

Lo que distingue a una empresa comprometida con la sustentabilidad del resto de la competencia es su fidelidad con la ética comercial, los derechos humanos y el compromiso con la alta conducta de la organización y de los empleados. Es cuando los objetivos y las políticas a largo plazo de la empresa se alinean con su agenda de sustentabilidad.

Una situación de doble beneficio

Investigaciones disponibles indican que las empresas con prácticas comerciales sustentables se desempeñan mejor, tienen responsabilidad y conductas organizacionales más saludables, y ofrecen un mayor retorno a los accionistas. Construir un plan comercial sustentable, implementarlo y ver resultados reales y cuantificables lleva tiempo. A medida que se encuentran desafíos, se debe tomar en cuenta que el esfuerzo vale la pena.

Las organizaciones líderes están haciendo precisamente eso, y supuestamente muchas más se unirán para administrar riesgos e invertir en oportunidades en vista al año 2030 para poder avanzar. Tal como se detalla en la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas, los Objetivos de desarrollo sustentable (SDG, por sus siglas en inglés) son un conjunto definido de objetivos globales que si se logran, transformarán nuestro mundo en un lugar más sustentable a nivel social, económico y ambiental.

El modo de avanzar es integrando los Objetivos de desarrollo sustentable a las estrategias corporativas. Dicho sencillamente, los SDG marcan la necesidad de un cambio profundo en el modo en que trabajan nuestras economías y en el modo en que nuestros sistemas de energía, movilidad, urbanización, alimentación y sociales contribuyen con el bienestar del planeta y de la comunidad. La comunidad empresarial tiene un rol claro por desempeñar al avanzar y tomar la iniciativa para alcanzar los SDG y crear un mejor futuro. Aquellos que comprenden y adaptan la sustentabilidad a sus negocios estarán mejor posicionados y podrán mirar más allá del futuro cercano.

Síganos en nuestras redes sociales

Reciba todas las novedades referidas a oportunidades laborales y a la experiencia cotidiana en Trane Technologies.

  • Facebook logo
  • Twitter logo
  • LinkedIn logo
  • GlassDoor logo
Hombre trabajando con tuberías

Oportunidades laborales

En Trane Technologies, nuestro activo más valioso es nuestra gente. Por eso estamos comprometidos a hacer lo correcto en términos de: diversidad, crecimiento profesional y oportunidades para todos.
imagen aérea de una carretera ondulada a través de un parque urbano

Sustentabilidad

En Trane Technologies, la sustentabilidad es el principio rector esencial para nuestro negocio en cara al siglo XXI y más allá. Averigua lo que eso significa para nosotros y nuestro planeta.